Saltar al contenido
Hechodemadera

Pestañas decorativas de madera

Si te interesan las últimas tendencias en decoración, seguro que has oído hablar del estilo nórdico o escandinavo, el estilo estrella de 2020. Esta nueva moda es ideal para decoración infantil ya que se trata de un estilo minimalista y respetuoso con el medio ambiente que apuesta por materiales naturales, colores claros y que añade color con los pequeños detalles como estas pestañas tan “cuquis”!

7 Ideas para decorar un dormitorio infantil

Decorar una habitación infantil es una tarea que hay que hacer con mucho cariño e ilusión. Es importante que lo hagáis a vuestro gusto, pero a veces no sabemos por donde empezar.

No os preocupéis, aquí estamos para ayudaros. Por eso hemos recopilado algunos consejos y ejemplos que os servirán de ideas para conseguir la mejor decoración en el dormitorio de vuestros hijos sin necesidad de gastar mucho dinero.

Haz del minimalismo tu aliado

Seamos sinceros, todo lo que está relacionado con muebles o decoración para bebés y niños es una monada, pero no podemos ponerlo todo, hay que ser prácticos!

A menos que dispongas de una gran suite para tu hijo, claro. La idea es empezar con lo realmente indespensable como puede ser la cuna, una cajonera y/o armario y un cambiador e ir añadiendo estanterías, escritorio o espacios de almacenaje para juguetes a medida que el niño o la niña lo vaya necesitando.

Así, evitaremos saturar el espacio y tu hijo gozará de mayor amplitud para gatear, explorar y jugar, que es lo que realmente necesita! Poner unas pestañas como decoración infantil puede ser una buena idea.

Adaptar la habitación al método Montessori

Se habla mucho del método Montessori y de sus beneficios para la educación y desarrollo de los niños. Cada vez hay más escuelas y guarderías que lo aplican pero nosotros pensamos que la educación empieza en casa y en las tareas más cotidianas. Por ese motivo creemos que es tan importante tener en cuenta los principios en que se basa este método y aplicarlo en el momento de decorar la habitación de los pequeños.

Y cuáles son esos principios? Pues básicamente se trata de adaptar los muebles y espacios de la habitación a la altura de los niños para que puedan ser lo más autosuficientes posible y disfruten de una mayor libertad en su pequeño universo.

Cama Montessori para niños

Si quieres ver más ejemplos de muebles Montessori haz click aquí.

Utiliza colores claros y pastel

Como en cualquier otra estancia, el uso de colores claros nos ayudará a conseguir una mayor sensación de amplitud y luminosidad. Además, está demostrado que los colores pastel ayudan a calmar el ánimo y relajarnos y por eso es tan importante que las paredes y los muebles usen esta paleta cromática.

Los colores más utilizados para pintar paredes de dormitorios infantiles en 2021 son los colores tostados (como por ejemplo el color café, arena o avellana) y diferentes tonalidades de grises (combinando con ocres o tonos pastel). Consiguiendo así un fondo neutro al que añadir “alegría” con los detalles, como unas pestañas de madera para la pared.

Añade color con pequeños detalles

Una vez hemos conseguido un espacio apacible y acogedor con los colores neutros del fondo que acabamos de comentar, es hora de dar paso a la creatividad y añadir pequeños objetos decorativos como estantes, pestañas de madera, cuadros o dibujos alegres, etc. para conseguir aportar ese toque de color divertido sin que se vea estridente.

Combina diferentes formas y texturas

Además de los muebles tenemos mil opciones de vestir una habitación. Añadir una alfombra, por ejemplo, que además de arropar y aislar térmicamente el suelo nos ofrece una nueva posibilidad de jugar con los colores y las diferentes texturas (peluditas, tipo moqueta, de bambú, etc). Otras opciones para seguir combinando texturas y colores es el uso de banderolas con diferentes formas geométricas estampadas, algún muñeco u objeto hecho de ganchillo (amigurumi), integrar cestos de mimbre para almacenar peluches o juguetes o enrollar una mantita amorosa y colocarla en algún rincón, que además de aportar calidez al ambiente nos irán muy bien para arropar a nuestros pequeños en invierno (la versión veraniega puede ser un arrullo o tela de ganchillo). Son los pequeños detalles los que al final darán la personalidad que deseamos a esta estancia.

Apuesta por materiales naturales

¿Que te vamos a decir? Somo fans de la madera… Aún así, no sólo somos nosotros los que nos decantamos por estos materiales, el estilo nórdico también se basa en el uso de materias primas naturales y sostenibles que respeten el medio ambiente. Además, no hace falta decir que es mucho mejor para nuestros pequeños ya que están menos expuestos a tóxicos y aprenden desde pequeños lo que son materiales “de verdad”.

Añade un toque mágico

Por último, para que la habitación de tu hijo sea realmente especial y mágica, recomendamos añadir pequeñas guirnaldas de lucecitas o farolillos de colores en el cabezal de la cama o en alguna estantería. No sólo quedarán genial sino que también nos servirán como luz tenue para crear ambientes más relajantes o dejar encendidas durante la noche.