Saltar al contenido
Hechodemadera

Percheros de pie, de pared y burras

Elige tu perchero y pon un poco de orden en tu vida…

¿Hart@ de dejar las chaquetas, bolsos y ropa de abrigo encima de la cama o el sofá?

¿Eres de l@s que nunca encuentran el paraguas cuando lo necesitan?

Ya no tienes excusa, pues te presentamos una variedad de modelos para todos los gustos y estilos, para casas espaciosas o para rincones pequeños, para adultos, niños o jóvenes.

¿Percheros de pie o de pared?

Cuando hablamos de colgadores para ropa y accesorios podemos distinguir entre dos opciones: colgadores de pie o verticales y percheros de pared.

Los percheros de pie clásicos o tipo pulpo tienen diferentes divisiones o grupos de enganches. Uno en la parte superior para accesorios que no cuelguen demasiado como sombreros, bufandas o cuellos, otro central dónde colocaremos las chaquetas, bolsos y prendas de abrigo y, por último, uno inferior en forma de aro para guardar los paraguas o bastones. Este tipo de perchero es muy agradecido porque en un espacio muy reducido nos permite colgar gran número de prendas.

Los percheros de pared, por contra, son los que van colocados en la pared de forma más horizontal que los de pie. Este tipo de colgadores son ideales para pasillos, recibidores estrechos y sin rincones o para colocar en espacios que no queremos que queden tan a la vista, por ejemplo detrás de las puertas.

¿Dónde colocar tu perchero?

El primer lugar que nos viene a la cabeza cuando pensamos en percheros es sin duda el recibidor, dónde tanto las visitas como los inquilinos del hogar podrán dejar sus pertenencias cómodamente cuando entren o salgan de casa.

Pero este no es el único uso que podemos darle a los percheros, ¡ni mucho menos! También son objetos muy útiles para otras estancias tales como dormitorios, baños, en la oficina, etc.

A continuación os dejamos algunas ideas para cada caso:

En el recibidor

Para colocar en el recibidor, recomendamos un perchero de pie o bien un colgador con baldas para poder colgar las prendas de abrigo y los bolsos, cascos de moto, o cualquier otro accesorio que podamos necesitar para salir a la calle.

En el dormitorio

Lo último en decoración de dormitorios son los armarios abiertos, por eso en este caso recomendamos los percheros de pie tipo “burra” o bien un listón o rama gruesa de árbol colgada del techo con un cordel o cuerdas de macramé dónde poder colgar la ropa para el día siguiente o la bata de estar por casa.

Si, a pesar de las últimas tendencias, prefieres la discreción y que nadie vea tus prendas de alcoba puedes optar por colgar un perchero de pared detrás de la puerta y se acabó!

En el baño

Otro tipo de percheros que están muy de moda son las escaleras de mano. Además estos complementos de decoración son muy útiles en el baño para colgar toallas, la ropa que nos vamos a poner después de la ducha o lo que se te ocurra.

Perchero – toallero para baño

En la oficina o el despacho

En estos casos lo tenemos claro! La opción más cómoda y elegante son los percheros de pie, ya sean de estilo clásico, nórdico o de diseño.

Con esta pieza aportaremos un plus de personalidad a la estancia además de lo útil que resultará para nuestras reuniones o visitas.